Laboratorio PROMMRA busca contribuir al ordenamiento del suelo agrícola.

Los estudios se están realizando en las cuencas de Elqui, Limarí y Choapa, especialmente en las zonas de riego, y sus resultados pueden ser replicables en todo el país.

“Generación e implementación de un programa de seguimiento y monitoreo de suelos agrícolas para el ordenamiento del territorio”, PROMUS, es el nombre del proyecto que está llevando a cabo la Universidad de La Serena a través del Laboratorio de Prospección, Monitoreo y Modelación de Recursos Agrícolas y Ambientales, PROMMRA, en las tres Provincias de la Región de Coquimbo, Elqui, Limarí y Choapa.

Según explica el Director del proyecto, el Dr. Héctor Reyes, el uso agrícola del suelo de esta zona del país es dinámico en su estructura, así como en su escala temporal y espacial (las áreas que cubre). “Es por esto que conocer sobre dicha dinámica aporta información valiosa para la toma de decisiones de interés tanto público como privado”.  “Entre otros aspectos relevantes, el seguimiento de la evolución del uso agrícola de los suelos es fundamental para comprender y valorar la situación hídrica de un territorio”, agrega el también docente de dicha casa de estudios.

En este mismo sentido, Reyes suma que actualmente las acciones de monitoreo o seguimiento regular del uso de suelo están circunscritas principalmente a los registros censales y catastrales, por lo que el aporte de los datos de planificación es estática y pierde vigencia rápidamente, “lo cual no permite anticiparse a los efectos directos de sequías, heladas, temporales, entre otros fenómenos climáticos”.

Bajo este escenario de incertidumbre, y a través de su proyecto PROMUS, uno de los productos que PROMMRA busca generar es una metodología de procesamiento de imágenes satelitales que se adecue de buena manera a las condiciones locales, la cual podrá ser replicable en otras zonas del país. “Lo que buscamos es contribuir a los procesos de toma de decisiones, gestión del territorio y ocupación agrícola de los suelos de la Región de Coquimbo, por lo que también esperamos poder enfrentar la incertidumbre producida por la variabilidad climática con la generación y traspaso de información de uso de suelos caracterizada espacialmente y, con ello, poder entregar resultados anticipados de los efectos directos de los fenómenos climáticos que se puedan presentar”, explica su Director.

Junto al proyecto PROMUS, el Laboratorio también se encuentra ejecutando en la Región de Coquimbo la iniciativa denominada como PRO-Q. “Mientras que el primero se enfoca en el uso de suelos agrícolas, el segundo trata sobre el pronóstico de los caudales en las principales cuencas de la región”, detalla el Director de PROMMRA, el Dr. Pablo Álvarez.

Por otra parte, Álvarez agrega que “nuestro método de difusión se basa en la realización periódica de talleres y mesas de trabajo en las tres Provincias de la región, ahí también se va provocando una retroalimentación que nos permite ir mejorando los estudios y que nuestros resultados se adecúen lo mejor posible a cada una de las zonas en estudio, por eso las personas que estén interesadas en recibir información y ser parte de estas actividades, pueden escribir a prommra@userena.cl”.

Uno de los asistentes a los talleres y mesas de trabajo ha sido el ex Director del Centro del Agua para Zonas Áridas y Semiáridas de América Latina y el Caribe, CAZALAC, Guido Soto, para quien el proyecto PROMUS está cumpliendo una serie de demandas de información que el sector de la agricultura requería desde hace bastante tiempo. “Estas se centran en contar con información actualizada del uso que en la actualidad se le está dando a los suelos agrícolas bajo riego, además de la información histórica que considera a las tres principales cuencas de la Región”.